Destacan baja de 10% en consumo de refresco gracias a impuesto

MÉXICO (Notimex).— El director de Investigación en Políticas de Nutrición del Instituto Nacional de Salud Pública, Simón Barquera, destacó que resultados preliminares de un estudio indican que el impuesto al refresco redujo 10 por ciento el consumo de esas bebidas.

 

En entrevista luego de participar en el Foro Franco-Mexicano de Salud Pública e Innovación Médica, señaló que esa misma medida provocó un incremento de siete por ciento en el consumo de bebidas de dieta y agua embotellada.

 

Detalló que aun cuando hubo una disminución en el consumo, el efecto del impuesto fue menor al esperado, porque cuando empezó el impuesto también inició el mundial de futbol, y campañas muy agresivas de publicidad, pero es positivo que haya bajado.

 

Agregó que la Federación Mundial de Obesidad recomienda que el impuesto sea mayor, porque con un impuesto de 20 por ciento, se dejarían de tomar 22 litros por persona al año.

 

Simón Barquera recordó que México es el país con mayor consumo percápita de refresco, con 167 litros al año.
Expresó que hay interés internacional por la experiencia mexicana de gravar las bebidas azucaradas, y ahora otro reto es poder clasificar los productos y evitar que las bebidas azucaradas se ubiquen en las zonas de frutas y verduras, así como hacer conciencia de que algunas aguas que se venden como “frutales” contienen colorantes y azúcar.

 

En cuanto al etiquetado de los productos, manifestó que en los estudios de evaluación se ha visto que el etiquetado de sello de calidad es lo que más entiende la gente, porque el de semáforo que califica distintos contenidos puede ser confuso.

 

Mencionó que por ejemplo, en Inglaterra los refrescos tienen un semáforo verde en lo que se refiere al contenido de grasa, y la gente se puede confundir creyendo que es saludable.