Participa Senasica en Foro
Franco-Mexicano de Salud Pública

La rabia es la zoonosis más temida por estar ampliamente distribuida en el mundo, consideró el director del Centro Nacional de Servicios de Diagnóstico en Salud Animal (Cenasa), Juan Antonio Montaño Hirose.

 

Al dictar la conferencia Concepto « Una sola salud » y control de las enfermedades transmisibles, el funcionario señaló que este concepto invita a abordar a escala mundial, desde un punto de vista integral, la salud animal, humana y ambiental.

 

En el marco del Foro Franco-Mexicano de Salud Pública e Innovación Médica, destacó el trabajo que realiza el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) en la vigilancia epidemiológica, diagnóstico, prevención y control de la enfermedad de la rabia en bovinos. En un comunicado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), indicó que uno de los logros de México en esta materia es que en mayo de 2014 la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) nombró al Cenasa como laboratorio de referencia de ese organismo internacional para rabia, de los cuales sólo hay ocho en el mundo.

 

De esta manera, México se incorporó al grupo integrado por países como Canadá, China, Francia, Alemania, República de Corea, Sudáfrica, Reino Unido y Estados Unidos que cuentan con laboratorios de referencia para la atención de la rabia.

 

Esta designación, agregó, reconoce la capacidad del Cenasa, órgano del Senasica, y lo distingue entre uno de los principales laboratorios del mundo, lo que implica que México debe apoyar a los países miembros de la OIE en el diagnóstico de la rabia y la constatación de biológicos, así como todo aquello que se refiera al combate de esta enfermedad.

 

Montaño Hirose refirió que la rabia paralítica bovina (derriengue) no se previene por vacunación, por lo que es necesario estudiar al virus y sus vectores; en América Latina los murciélagos son los reservorios de los casos de rabia en el ganado bovino y en humanos.
Por lo anterior, dijo, en la actualidad la lucha contra la rabia requiere de infraestructura en el diagnóstico de enfermedades de los animales, así como la constatación de productos biológicos de uso veterinario que se utilizan para preservar la salud animal.

 

El Foro Franco-Mexicano de Salud Pública e Innovación Médica se llevó a cabo la semana pasada en el auditorio de la Academia Nacional de Medicina de México, entre profesionales de la salud de México y Francia.
En ese espacio se da continuidad a la cooperación científica bilateral frente a los retos que el cambio demográfico impone a los temas de salud global y de salud de las poblaciones de ambos países, acotó la Sagarpa.