Practicamente eliminada la rabia trasmitida por canes; Impuesto logra baja en consumo de refresco

En 2014 se registraron 10 casos de rabia trasmitida por canes en todo el continente, comparado con 25 mil casos que se reportaron en 1980.

 

La rabia en humanos trasmitida por perros está prácticamente eliminada en América Latina, pero lamentablemente esta enfermedad puede adquirirse mediante la mordedura de otros animales como los murciélagos y zorrillos, señaló Juan Antonio Montaño Hirose, director general de Salud Animal del Senasica.

 

Al participar en el Foro Franco-Mexicano de Salud Pública e Innovación Médica, mencionó que en 2014 se registraron 10 casos de rabia trasmitida por canes en todo el continente, comparado con 25 mil casos que se reportaron en 1980.

 

Destacó que en México este tema fue prioridad desde la década de los 90, cuando se instituyó la Semana Nacional de Vacunación Antirrábica, aunque en cualquier época del año se aplica el biológico a perros y gatos.

 

Agregó que en nuestro país, el último caso de rabia trasmitida por un can se registró en el año 2005.

El funcionario del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), el cual depende de la Secretaría de Agricultura, consideró que ahora el reto, está en controlar la población de murciélagos vampiro que muerden al ganado bovino y a los humanos.

 

Mencionó que el virus de la rabia no muta y tampoco migra, lo cual es una ventaja para erradicarlo, controlando las poblaciones de animales que la transmiten y que no pueden ser vacunados.

 

« Los murciélagos son buenos para la ecología, no hay que salir a matarlos, hay gente que los dinamita o les tapa las cuevas y no debe ser, lo que pasa con el murciélago vampiro es que aumentó su población artificialmente al llegar el ganado y acercarnos a su hábitat”, dijo.

 

“Lo que hacemos es controlar esa población, capturamos vampiros, les untamos una pasta con un anticoagulante y los liberamos para que vayan a sus comunidades, los murciélagos se limpian entre ellos y cada ejemplar liberado ensucia a por lo menos otros 20 que se mueren y así bajamos el número sin extinguirlos », explicó.

 

Montaño Hirose dijo que estos animales se encuentran principalmente en los litorales y por su naturaleza, diario tienen que alimentarse de sangre, siendo transmisores de rabia.

 

Mencionó que otra medida importante para evitar la muerte de ganado es vacunar a todas las vacas,y que el ser humano no se acerque a animales desconocidos.

 

De igual forma, señaló que es un mito el que las ratas transmitan la rabia, porque no son reservorio de ese virus.